Posting

La Conspiración

Una novela gráfica sobre la verdadera historia de los protocolos de los Sabios de Sión.

El escrito antisemita de los llamados “Protocolos de los Sabios de Sión” está integrado por un discurso ficticio que un líder judío habría pronunciado durante una reunión secreta ante la junta de los “Sabios de Sión”. En el marco de ésta se habría tomado la decisión de conseguir el dominio del mundo “bajo un rey de la casa de Sión” por medio de la violencia, engaño, astucia, a través de ideas políticas como el liberalismo, la democracia o la maquinación de crisis económicas, revoluciones y guerras.

En sus dibujos Will Eisner narra de forma cronológica la historia, desde el nacimiento y divulgación del escrito difamatorio hasta el surgimiento de su propia publicación.
Esta empieza en 1864 cuando el escritor francés Maurice Joly escribe un libelo contra el emperador Napoleón III con el título: "Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu" y con el que pretende denunciar y desvelar los métodos de opresión sociales. 30 años más tarde, en base al libro de Joly, se escriben documentos falsificados por encargo de la nobleza rusa y de los servicios secretos. De esta manera se quieren desacreditar las fuerzas liberales de la corte de Nicolás II y se pretende detener la política de modernización zarista. El plan obtiene éxito y en Rusia se suceden innumerables pogromos en el curso de la divulgación de los Protocolos.
En este momento comienza el triunfo internacional del libelo. Henry Ford lo cita en sus escritos antisemitas de los años veinte en los que intenta presentar a América como infiltrada de judíos. A los nacionalsocialistas alemanes les sirve de justificación para su antisemitismo dirigido al exterminio de los judíos. Los Protocolos se reciben como lectura seria tanto en los países de Sudamérica como en el Oeste y Este de Europa, y tras el cambio político adquieren una nueva revalorización en los estados en transformación del Este de Europa. También en el mundo árabe sirven para justificar la propaganda antiisraelí y antisemita. De esta forma la televisión egipcia produjo tras el cambio de siglo una serie de varios capítulos que se basaba en los protocolos y que fue mostrada en varios países árabes.

Eisner ilustra igualmente la lucha contra la divulgación de la mentira antisemita. Tanto un periodista británico del Times en los años veinte, como un periodista suizo que sigue la demanda de la comunidad israelí suiza contra el “Frente Nacional” en los años treinta así como el mismo Eisner, buscando informaciones para su novela gráfica a finales del siglo XXI, investigan y aportan las pruebas del carácter falsificador de los Protocolos. Y con cada nueva prueba se alimenta de nuevo la (hasta hoy no realizada) esperanza de que la ilustración racional pueda frenar la divulgación del escrito difamatorio y del ideario antisemita.

Will Eisner falleció en enero de 2005, poco después de la publicación de su novela gráfica que debía suponer “un clavo más que hundir en el ataúd de ese aterrador fraude vampírico” (Will Eisner en el prólogo), y con la cual pretendía acabar con la mentira de una conspiración mundial judía. „La Conspiración" es el legado de una persona que no puede dejar de plantearse el por qué los judíos no son aceptados sino odiados por tantas personas. El mismo Eisner permanece escéptico ante una explicación basada en la información: la última viñeta de su cómic muestra una sinagoga que está ardiendo.

Sin embargo él ha elaborado su narración desde una perspectiva de didáctica de la ilustración. En lugar de trabajar con los supuestos puntos fuertes del cómic, la ironía y la distanciación, y de esta forma enfrentarse a la teoría de la conspiración antisemita de manera subversiva, Eisner apuesta por el argumento racional. En sólo 15 páginas del cómic contrapone fragmentos del texto de los Protocolos al escrito de Joly "Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu". El lector que de todos modos ya esté convencido del carácter fraudulento de los Protocolos reconocerá el plagio por medio de la comparación. Pero, ¿se tomarán esta molestia los otros lectores y lectoras que Eisner pretendía convencer y a los que él quería llegar?
En el marco del trabajo pedagógico con esta novela gráfica se plantea por ello la cuestión general, de gran importancia en una formación contra el antisemitismo, de si se puede hacer una aproximación racional al prejuicio antisemita. Tras el conocimiento acerca del surgimiento de los Protocolos, una formación histórico-política comprometida con la mayoridad debe intentar sobre todo indagar el por qué las personas se aferran a teorías conspiradoras en contra de su conocimiento racional. Además de ello debería posibilitar a los jóvenes aproximarse a la complejidad y contradicción de la realidad sin simplificaciones marginadoras o discriminatorias. La lectura del cómic con jóvenes adultos puede constituir un punto de partida para este intenso y complejo trabajo pedagógico.

Will Eisner: La Conspiración. La historia secreta de los protocolos de los Sabios de Sión. Norma Editorial, Barcelona 2005, 152 págs.

 

Add comment